Ads Top

Corrientes se suma al plan para congelar tarifa a cambio de obras


A mediados de semana, el gobernador Ricardo Colombi firmaría el convenio para sumar a Corrientes al Plan de Convergencia Energética a cambio de millonarias obras y otros beneficios. El acuerdo impedirá modificar el costo del servicio y no se descarta que se deje sin efecto el aumento al costo fijo que aplicó la Dpec.
El miércoles se rubricaría un nuevo convenio que congelará el costo del servicio energético a cambio de millonarias obras.
Corrientes se sumará así al Plan de Convergencia Energética que la Nación suscribió con la mayoría de las provincias del país.
El acuerdo exige que se congele la tarifa del servicio energético por todo un año. Por lo que podría haber modificaciones en cuanto al aumento que la Dpec aplicó y que se judicializó.
El Gobierno nacional se compromete a cumplir con el convenio anterior, es decir, girar los 160 millones que se adeudan a Corrientes. La novedad del convenio actual son otros 180 millones que Nación promete desembolsar para obras y gastos operativos.
Serían en total unos 400 millones de pesos para la provincia.
Corrientes además lograría que el costo de lo que paga por energía se equipare con lo que abona el resto de las provincias del NEA. La Provincia paga más por la misma energía que reciben Chaco, Misiones y Formosa.
El Gobierno nacional asumiría además el compromiso de pagar las regalías que se adeudan al Estado provincial para compensar las deudas con Cammesa.
Corrientes es la única provincia del NEA que aún no acordó con la Nación el congelamiento de la tarifa energética. Sí lo hizo en 2014 por una suma total de 180 millones para obras, de los cuales sólo llegaron 18 millones.
En tanto, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, manifestó la semana pasada que “las provincias que no han adherido al Plan de Convergencia, no solo afectan a sus usuarios con la aplicación de incrementos tarifarios sin que ello redunde en un mejore servicio, sino que abusan de los subsidios nacionales, es decir del esfuerzo que hace la Nación para mantener estables los valores de la generación, ya que venden la energía 5 veces más cara que en otras jurisdicciones cuando todos la pagan lo mismo”.
En tal sentido, De Vido explicó que “a partir de un fondo de inversión de 8.190 millones de pesos para 2015, el Estado Nacional continúa ejecutando a paso firme este programa, que justamente consiste en el mantenimiento de las tarifas eléctricas con una visión federal e integradora en todo el territorio nacional, lo que permitirá proteger el poder adquisitivo de los hogares”.
Asimismo el ministro recordó que “el programa fue lanzado a principios de 2014, logrando la adhesión de la totalidad de las provincias durante ese año. Estos acuerdos, que tenían fecha de vencimiento el 31 de diciembre pasado, fueron extendidos a lo largo de todo el 2015 por, hasta el momento, 18 provincias: Chaco, La Pampa, Formosa, Jujuy, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Neuquén, Santiago del Estero, La Rioja, Buenos Aires, Entre Ríos, Tucumán, Misiones, San Juan, Mendoza, Catamarca, Salta y Chubut”.
“Los resultados en 2014 tuvieron un gran impacto en el sector: se impulsaron más de 2.000 obras de distribución, que permitieron incorporar más de 250.000 nuevos usuarios a la red eléctrica en todo el país, principalmente en el interior y las regiones más postergadas, con un total superior a los 4.500.000 de nuevos usuarios conectados desde el año 2003”, sostuvo De Vido y destacó que “la convergencia tarifaria no solo significa inversión en obras públicas de infraestructura eléctrica, sino que resulta fundamental para seguir manteniendo un esquema tarifario accesible para toda la población, que impulse el desarrollo, pero fundamentalmente que mejore la calidad de vida de la gente”.
El Litoral.
Con la tecnología de Blogger.