Ads Top

"No se detendrá el aumento de precios en la segunda mitad"

El economista Isaac Rudnik habló sobre la situación del consumo, la inflación y el empleo en Argentina en los primeros seis meses del Gobierno de Macri. Aclaró que “el mismo Gobierno dice que en el segundo semestre solamente se verá una luz al final del tunes” y manifestó que “puede haber un estancamiento de la inflación pero no habrá una baja” y que “el precio de las medidas lo están pagando los sectores más humildes”.


El titular del Instituto del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana dialogó con Sudamericana sobre la situación de la economía argentina y las expectativas para el esperado segundo semestre. Recordó que el país venía “de una situación delicada, con variables en frágil equilibrio y el problema ante un nuevo gobierno fue cómo se podía encarar generando medidas para tener más equilibrio”, pero “se optó por medidas que van en descarga de los costos del ajuste en contra de los sectores desfavorecidos”.
Rudnik explicó que “la quita indiscriminada de subsidios llevó a dificultades para pagar los precios de tarifas, así como un aumento muy fuerte de los precios de alimentos y después de los demás productos de consumo masivo, sumado a que se contuvieron las discusiones salariales”. “Esa pinza sobre los ingresos y aumento, combinado con el congelamiento de los sueldos produjo la baja del consumo sobre todo en los sectores más vulnerables”.

“Estamos ante una situación muy difícil porque el Gobierno adoptó una estrategia de intentar estabilizar los precios, reduciendo el consumo, para que en la medida en que haya menos demanda habrá un equilibrio de precios, pero es una estrategia perversa para defender los beneficios de las empresas”, señaló. Asimismo, manifestó que “el precio de la fuerza de trabajo no aumentó o al menos no lo hizo en la proporción esperada, así como el Estado que no intervino para regular los precios, entonces el costo general del ajuste recayó sobre los más humildes”.
Rudnik reconoció que “no dejamos de consumir para castigar al empresario sino porque no tenemos recursos” y en cuanto al polémico segundo semestre, dijo que “el propio Gobierno está hablando de que no habrá mejora en el segundo semestre, con lo cual esa proyección se acabó”. También expuso que “dicen que habrá una moderación de la inflación que es del 2 por ciento mensual, por lo cual sólo en estos seis meses que quedan estará en el orden del 20 por ciento y esto deja lejos al 25 por ciento pronosticado”.
Respecto de los precios dijo que “puede haber un amesetamiento, pero no creo que se detenga el aumento”. También habló sobre el empleo y ejemplificó que “una baja en la construcción del 25 en un mes habla de una baja del empleo porque el trabajo registrado en ese sector es menor y primero se echa a los que están en negro”. 
Con la tecnología de Blogger.