Ads Top

Mi juicio político demuestra que la democracia no está garantizada", dijo Rousseff

Dilma Rousseff parece haber elegido, en la historia, quedar del lado de Getulio Vargas o de Joao Goulart, dos líderes del laborismo que dejaron en forma dramática sus presidencias, aunque, a diferencia de ellos, trazó un panorama de resistencia al gobierno de Michel Temer, al sostener que su juicio político demuestra que "la democracia no está garantizada" en Brasil.

Además de combatir a sus rivales y enemigos, Rousseff debe luchar contra sus propios errores y los delitos con los que está siendo acusado el Partido de los Trabajadores, que a horas del inicio del juicio político contra la mandataria suspendida, eligió discordar de ella y rechazar el proyecto de nuevas elecciones para intentar salvar su mandato.

En su último acto en San Pablo, organizado por el Frente Brasil Popular, Rousseff se despidió de la militancia de la ciudad más grande de Brasil y de Sudamérica antes de que se inicie mañana la megasesión en el Senado que definirá, la próxima semana, la destitución o la permanencia de la mandataria suspendida el 12 de mayo.
Con la tecnología de Blogger.