Ads Top

Crimen narco en San Cosme: hay tres detenidos


La in­ves­ti­ga­ción por el ase­si­na­to de Cris­tian Gon­zá­lez, ocu­rri­do en un cam­po del pa­ra­je de En­se­na­da Gran­de en zo­na de San Cos­me, su­mó la de­ten­ción de dos hom­bres. Es así que has­ta el mo­men­to hay tres apre­hen­di­dos y, ade­más de bus­car es­cla­re­cer el ho­mi­ci­dio, las pes­qui­sas avan­za­ron con­tra ma­nio­bras nar­cos. Ca­be re­cor­dar que la muer­te es­tá ín­ti­ma­men­te vin­cu­la­da al trá­fi­co de es­tu­pe­fa­cien­tes y que in­clu­so en la es­ce­na del cri­men fue­ron ha­lla­dos pa­que­tes de dro­ga, de­no­mi­na­dos “la­dri­llos”, a po­ca dis­tan­cia de los res­tos de la víc­ti­ma, quien pe­re­ció a los 24 años. Su cuer­po fue ha­lla­do por su pa­dre a la ve­ra de la Ru­ta 12 en el ki­ló­me­tro 1070.

El pri­mer arres­ta­do es un mu­cha­cho iden­ti­fi­ca­do co­mo Da­niel Luis R., de apo­do “Le­chu­ga”, quien in­clu­so, lle­gó a es­tar de­te­ni­do en fe­bre­ro del 2014 por ha­ber si­do sin­di­ca­do co­mo je­fe nar­co.
No obs­tan­te, de­be acla­rar­se que “Le­chu­ga” no ha­bría co­me­ti­do el ase­si­na­to, se­gún se cree has­ta aho­ra, si­no que es­ta­ría en­cu­brien­do a los ver­da­de­ros ho­mi­ci­das.

Con res­pec­to a los otros dos, no tras­cen­dió de­ma­sia­da in­for­ma­ción so­bre es­tos. Ayer, la Di­rec­ción de To­xi­co­ma­nía y la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal, con la pre­sen­cia de la fis­cal de Co­rrien­tes Gra­cie­la Fer­nán­dez Con­tar­de a car­go de la cau­sa de ho­mi­ci­dio, lle­va­ron ade­lan­te dis­tin­tas ta­re­as en la ca­pi­tal co­rren­ti­na.

Es así que en una vi­vien­da ubi­ca­da en el ba­rrio Sur, cer­ca de la Ave­ni­da Te­nien­te Iba­ñez, se lle­vó ade­lan­te un alla­na­mien­to en el que ha­lla­ron sus­tan­cias, se­gún con­fir­mó la pro­pia fun­cio­na­ria ju­di­cial an­te la pren­sa.

“Si­guien­do con el pro­ce­di­mien­to que se ini­ció en San Cos­me, en don­de tam­bién se en­con­tra­ron es­tu­pe­fa­cien­tes, se­gui­mos con las di­li­gen­cias y de­cla­ra­cio­nes tes­ti­mo­nia­les” co­men­tó la Fis­cal al me­dio Siem­pre Co­rrien­tes.

A to­do es­to, du­ran­te las úl­ti­mas ho­ras del lu­nes, co­mo lo ade­lan­tó de ma­ne­ra ex­clu­si­va dia­rio­e­po­ca.com, ha­bía si­do de­te­ni­do Die­go Cé­sar B., quien fue arres­ta­do por per­so­nal de la DIC se­gún se di­jo ayer. Asi­mis­mo, fuen­tes ofi­cia­les co­men­ta­ron que se lle­vó ade­lan­te una ter­cer apre­hen­sión en el mar­co de las in­ves­ti­ga­cio­nes pe­ro no se co­men­tó la iden­ti­dad del sos­pe­cho­so.

Has­ta el mo­men­to no se se­ña­ló có­mo es que los úl­ti­mos dos arres­ta­dos se en­cuen­tran vin­cu­la­dos al ho­mi­ci­dio. No obs­tan­te no se des­car­ta que se­an par­te de una red nar­co.

El Caso

Va­le re­cor­dar que una hi­pó­te­sis que ma­ne­jan los in­ves­ti­ga­do­res in­di­ca que, el mu­cha­cho ul­ti­ma­do su­pues­ta­men­te “tra­ba­ja­ba” pa­ra “Le­chu­ga”, quien pre­sun­ta­men­te ha­bría acom­pa­ña­do a Gon­zá­lez y a un ami­go de am­bos al en­cuen­tro con unas per­so­nas. Apa­ren­te­men­te la reu­nión era pa­ra en­ca­mi­nar una ven­ta y tras­la­do de ma­ri­hua­na con des­ti­no a la ca­pi­tal pro­vin­cial.

Asi­mis­mo en el cam­po don­de fue ha­lla­do el ca­dá­ver, pre­sun­ta­men­te se aco­pia­ba dro­ga.

Se­gún las pe­ri­cias efec­tua­das, los au­to­res del ho­mi­ci­dio se­rí­an al me­nos dos y por la ma­ne­ra en que se pro­du­jo la agre­sión se es­ti­ma que el jo­ven ul­ti­ma­do dia­lo­ga­ba con uno de ellos cuan­do el otro le pe­gó en la par­te pos­te­rior de ca­be­za (o­ca­sio­nán­do­le frac­tu­ra de crá­ne­o) con el uso de un ob­je­to con­tun­den­te.

No fue el úni­co ha­llaz­go del ca­so, ya que a 30 ki­ló­me­tros de allí por Ru­ta 12, fue en­con­tra­do un co­che Volsk­wa­gen Su­ran to­tal­men­te cal­ci­na­do.

Las ave­ri­gua­cio­nes de­ter­mi­na­ron que el ve­hí­cu­lo era usa­do con fi­nes nar­cos y que so­bre es­te exis­tía vi­gen­te un pe­di­do de lo­ca­li­za­ción y se­cues­tro por par­te de la Jus­ti­cia Bo­na­e­ren­se.

No so­lo eso, si no que an­tes de mo­rir, Cris­tian fue vis­to a bor­do del Su­ran se­gún des­li­za­ron fuen­tes ex­tra­o­fi­cia­les. Época 
Con la tecnología de Blogger.