Ads Top

Un hombre recibió 8 años de prisión por violar a una menor en Esquina


La jovencita de 14 años contó a una docente el hecho tras descompensarse en clases. En el hospital, los médicos confirmaron el abuso sexual. Ocurrió en la localidad de Esquina.

El Tri­bu­nal Oral Pe­nal de Go­ya (TOP) en­con­tró cul­pa­ble por el de­li­to de Abu­so Se­xual Agra­va­do a Jo­sé Luis Ló­pez, y le im­pu­so la pe­na de 8 años de pri­sión de efec­ti­vo cum­pli­mien­to. El Tri­bu­nal lo ha­lló cul­pa­ble por la vio­la­ción que de­nun­ció una ado­les­cen­te de 14 años en la lo­ca­li­dad de Es­qui­na. Por el ca­so fue­ron im­pu­ta­das dos per­so­nas más, quie­nes que­da­ron ab­suel­tas.

El he­cho fue de­nun­cia­do en ju­lio de 2016 por la do­cen­te de una es­cue­la pri­ma­ria en la cual asis­tía la víc­ti­ma, quien tras des­com­pen­sar­se fue lle­va­da al hos­pi­tal lo­cal y allí con­tó tam­bién a los mé­di­cos lo que pa­de­cía en la ca­sa que vi­vía jun­to a tres per­so­nas.

Por el ca­so fue­ron im­pu­ta­dos Ma­rie­la Ló­pez y su pa­re­ja Car­los Al­ber­to Ra­mí­rez, y el pa­dre de la mu­jer de nom­bre Jo­sé Luis Ló­pez.

En un do­mi­ci­lio del ba­rrio San Fer­nan­do de la ciu­dad es­qui­nen­se, en 2016 fue vio­la­da una ado­les­cen­te que es­ta­ba al cui­da­do de la mu­jer (Ma­rie­la Ló­pez) quien com­par­tía su vi­vien­da con su pa­re­ja Car­los A. Ra­mí­rez y su pa­dre, Jo­sé L. Ló­pez.

El Tri­bu­nal in­te­gra­do por Ju­lio Ángel Duar­te, Amíl­car Dí­az Co­lo­dre­ro y Jo­sé Luis Acos­ta, es­cu­chó los tes­ti­mo­nios de la ma­es­tra de la víc­ti­ma, quien pre­sen­tó la de­nun­cia del ca­so, co­mo tam­bién de los pe­ri­tos que to­ma­ron con­tac­to con la me­nor.

Tam­bién se le­ye­ron in­for­mes mé­di­cos que cons­ta­ta­ron la exis­ten­cia del abu­so se­xual.

En el de­ba­te se es­cu­cha­ron ade­más los re­la­tos de tes­ti­gos que ha­bí­an apor­ta­do da­tos a la cau­sa, pe­ro tam­bién se in­cor­po­ró la de­cla­ra­ción de la víc­ti­ma, quien ha­bía si­do abu­sa­da por los hom­bres du­ran­te al me­nos seis me­ses en for­ma con­ti­nua­da.

En el fa­llo los ma­gis­tra­dos con­si­de­ra­ron que Jo­sé Luis Ló­pez se apro­ve­chó de su si­tua­ción de cui­da­dor de la jo­ven­ci­ta y la so­me­tió jun­to a su yer­no Car­los A. Ra­mí­rez, pe­ro es­te úl­ti­mo fue ab­suel­to por­que fa­lle­ció el año pa­sa­do.

La mu­jer en tan­to fue ab­suel­ta por­que no hu­bo prue­bas su­fi­cien­tes pa­ra es­ta­ble­cer si sa­bía lo que ocu­rría en su vi­vien­da, pe­ro ade­más por­que tam­po­co es­ta­ba obli­ga­da a de­nun­ciar a su pa­dre.

Tras dic­tar sen­ten­cia, los in­te­gran­tes del Tri­bu­nal con­vo­ca­ron a otra au­dien­cia pro­gra­ma­da pa­ra el 14 de fe­bre­ro, en la que se da­rán a co­no­cer los fun­da­men­tos del fa­llo.

El ca­so
Ca­be re­cor­dar que en ene­ro de 2016, una ado­les­cen­te huér­fa­na que­dó al cui­da­do de Ma­rie­la Ló­pez, quien se ha­bía com­pro­me­ti­do a cui­dar­la y alo­jar­la en su ca­sa del ba­rrio 128 Vi­vien­das de la ciu­dad de Es­qui­na, en la que con­vi­vía con su pa­re­ja y su pa­dre.

La si­tua­ción de abu­so fue co­no­ci­da a me­dia­dos de ese año, cuan­do pre­sen­tó una des­me­jo­ría en la sa­lud mien­tras se ha­lla­ba en la es­cue­la pri­ma­ria don­de la chi­ca con­cu­rría a cla­ses.

De acuer­do a la in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial, ese día las do­cen­tes la asis­tie­ron y fue cuan­do la mu­cha­cha con­tó sus pa­de­ci­mien­tos.

En el hos­pi­tal San Ro­que, una pe­dia­tra con­fir­mó las ve­ja­cio­nes, lo que fue se­ña­la­do pos­te­rior­men­te por los es­pe­cia­lis­tas del Po­der Ju­di­cial.

El 1 de ju­lio, el juez de ins­truc­ción Gus­ta­vo Va­lle­jos or­de­nó el alla­na­mien­to de la ca­sa del ba­rrio 128 Vi­vien­das, don­de se ha­bí­an co­me­ti­do los ve­já­me­nes. Allí fue­ron apre­sa­dos Car­los Al­ber­to Ra­mí­rez y su pa­re­ja, Ma­rie­la Ló­pez.

Lue­go se or­de­nó la bús­que­da y de­ten­ción de Jo­sé Luis Ló­pez, quien hu­yó pe­ro fue de­te­ni­do en la ca­sa de un ve­ci­no tiem­po des­pués.

La in­ves­ti­ga­ción es­tu­vo a car­go del juez de ins­truc­ción Gus­ta­vo Va­lle­jos, el fis­cal Car­los Ga­llar­do, del ase­sor de me­no­res Do­min­go Ra­mí­rez y de la Po­li­cía lo­cal. Época 

Con la tecnología de Blogger.