Ads Top

Macri quiere liberar el precio de la yerba y dejarlo en manos de la especulación de los molinos


El presidente Mauricio Macri pretende liberar el mercado de la yerba mate, desregulando su precio, y el costo que deberán pagar los consumidores quedará en manos de la especulación de los molinos que la envasan, en caso de que esa idea se aplique como medida de Gobierno.

Las intenciones de liberar el mercado de la yerba fueron expresadas por el propio Macri la semana pasada en Misiones, cuando visitó Puerto Iguazú para un encuentro con gobernadores y empresarios forestales.

“Tiro el tema porque los quiero dejar inquietos”, dijo Macri para confirmar sus pretensiones de satisfacer un viejo anhelo de los molinos que envasan la yerba mate que se produce en Corrientes y Misiones.

Según pudo saber Corrienteshoy.com, la desregulación es un pedido que llegó al Gobierno de Macri por parte de empresarios, entre ellos del establecimiento correntino Las Marías que pertenece al exgobernador Adolfo Navajas Artaza.

De acuerdo a lo que publicó el portal posadeño economis.com.ar, la idea del Presidente viene desde diciembre de 2017 cuando estuvo a punto de plasmarla en un decreto pero fue frenada por referentes de Cambiemos de Misiones. Si bien satisface a los molinos, perjudicaría a los productores de la materia prima.

Una nota firmada por el periodista Juan Carlos Arguello detalló: “Esta vez, la firmeza del gobernador Hugo Passalacqua frenó los argumentos del Presidente. Le explicó que el reparto de la renta yerbatera es complejo desde la época de los jesuitas y que ´los gringos´ pueden movilizar los tractores no sólo hacia Posadas, sino hasta la mismísima Buenos Aires, como ya ocurrió con el yerbatazo”.

El informe dice que el argumento del Presidente de la Nación es que “ningún mercado funciona regulado”, por lo que habría que dejar de fijar el precio de la yerba mate.


Los funcionarios provinciales de Misiones señalaron que aun fijando los precios, los productores sufren para cobrar un precio mínimo. Y recordaron la experiencia de los 90, cuando la yerba valía menos que una limosna. El ministro del Agro, José Luis Garay, insistió en que primero hay que garantizar la transparencia en toda la cadena productiva, que no avanza por la lentitud en aplicar las herramientas como el registro de productores y el Centro de Transacciones Electrónico.

“Por ahora, parece haberse frenado cualquier decisión en esa línea, pero el concepto forma parte del nuevo consenso que ofrece el Presidente para relacionarse con el sector empresario al que brinda cada vez mejores condiciones, con el corrimiento del Estado como contraparte”, sostiene la nota.

La liberación de los precios afectaría a los productores de la materia prima porque serían los molinos que, de acuerdo a la especulación de mercado, fijaría el valor de la hoja verde. A su vez, los afectados serán los consumidores cuando la desregulación se traslade con mayores subas en las góndolas, como sucede con los combustibles líquidos y otros productos muy consumidos que son liberados.
Actualmente, los precios de la canchada y hoja verde son fijados por el Estado nacional, mediante la secretaría de Agricultura, según una resolución emitida el 27 de febrero pasado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

La actualización del valor de la materia prima se realiza dos veces por año y cuenta con la participación de productores rurales, de acuerdo a una estructura de costos. A su vez, esta regulación permite cuidar a los consumidores ante posibles casos de abusos en los precios que los molinos llevan a las góndolas.
Con la tecnología de Blogger.