Ads Top

Ricardo tiene la palabra


Colombi y otros dirigentes radicales correntinos deberán dar su testimonio en una causa por espionaje ilegal, del que habrían resultado víctimas. Se analiza la relación de Camau Espínola con la banda de espías que actuaba al margen de la Ley.

Durante la semana en curso, el ex gobernador y actual senador provincial Ricardo Colombi, más otros conspicuos dirigentes radicales correntinos, deberán comparecer ante el juez Federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en una investigación judicial por espionaje ilegal. En este caso, se trata de supuestas escuchas ilegales a los aliados del Gobierno, puntualmente a dirigentes radicales de la provincia de Corrientes.

Hoy mismo se esperaba la declaración en el juicio por lavado de dinero, primero de Martín Báez, hijo mayor del constructor santacruceño, y luego el arrepentido Leonardo Fariña. La investigación sobre la banda del falso abogado Marcelo D'Alessio demostró la forma en que se armó la falsa declaración de Fariña como arrepentido, sobre la base de textos escritos por la Agencia Federal de Inteligencia.

En paralelo, ayer la Cámara Federal de Mar del Plata volvió a confirmar al juez Federal de Dolores Alejo Ramos Padilla al frente de la causa que investiga presunto espionaje ilegal y extorsión, al rechazar una nueva recusación del fiscal Federal Carlos Stornelli, imputado en el caso.

Esta fue la segunda ocasión en la que Stornelli intentó sin éxito apartar a Ramos Padilla de la investigación en la cual fue declarado en rebeldía por faltar a cuatro declaraciones indagatorias.
Según el periodista Raúl Kollman, especializado en temas policiales y judiciales, la pista del espionaje en Corrientes surgió de la declaración de Rolando Hugo Barreiro, Rolo. El espía contó que D'Alessio intervino en maniobras en Corrientes y además exhibió llamadas entrantes y salientes de Colombi y otros dirigentes radicales -Sergio Flinta, Eduardo Tassano, Eduardo Vischi- durante una reunión con el senador Carlos "Camau" Espínola.
 
EQUIPOS ISRAELÍES

Algunas versiones indican que D'Alessio le habría ofrecido a Camau equipos sofisticados israelíes de escucha, que se podrían haber utilizado para escuchar las conversaciones de Colombi y otros dirigentes.

En la indagatoria del suspendido fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone, éste admitió que requirió los listados telefónicos de los referentes correntinos y también informes de Migraciones.
Lo cierto es que para Ramos Padilla está probado que la banda paraestatal también espió en Corrientes y lo hizo a los dirigentes radicales. En el transcurso de la semana, según la fuente indicada, irían a declarar los cuatro referentes mencionados de la UCR. 

Ramos Padilla sigue teniendo todas las facultades para investigar, avalado por una nueva resolución de la Cámara Federal de Mar del Plata, que acaba de rechazar una nueva recusación del fiscal contra Ramos Padilla en la causa por el espionaje ilegal. El tribunal negó que el juez haya ventilado datos de la investigación al exponer en el Congreso.

En su crónica, Kollmann señaló que la banda paraestatal que concretaba espionajes ilegales, extorsionaba, coaccionaba y armó declaraciones judiciales falsas no hizo distinciones partidarias. Durante la semana que empieza llegarán a Dolores cuatro dirigentes de la Unión Cívica Radical, entre ellos el ex gobernador Ricardo Colombi. El juez Alejo Ramos Padilla investiga la forma en que Marcelo D'Alessio, dos comisarios retirados, dos ex agentes de la AFI y el fiscal suspendido Juan Ignacio Bidone espiaron a los líderes radicales.

PARA TENER EN CUENTA

La pista del espionaje en Corrientes surgió de la declaración de Rolando Hugo Barreiro, Rolo. El espía contó que D'Alessio intervino en maniobras en Corrientes y además exhibió llamadas entrantes y salientes de Colombi y otros dirigentes radicales -Sergio Flinta, Eduardo Tassano, Eduardo Vischi- durante una reunión con el senador Carlos "Camau" Espínola.

Para Ramos Padilla está probado que la banda paraestatal también espió en Corrientes y lo hizo a los dirigentes radicales. En el transcurso de la semana, según la fuente indicada, irían a declarar los cuatro referentes mencionados de la UCR.

Se señaló que la banda paraestatal que concretaba espionajes ilegales, extorsionaba, coaccionaba y armó declaraciones judiciales falsas no hizo distinciones partidarias. Durante la semana que empieza llegarán a Dolores cuatro dirigentes de la Unión Cívica Radical, entre ellos el ex gobernador Ricardo Colombi. El juez Alejo Ramos Padilla investiga la forma en que supuestamente se perpetraba el delito. El Libertador 
Con la tecnología de Blogger.