Ads Top

Un montecasereño aportará médula ósea


Un joven de 25 años, inscripto en el registro de donantes voluntarios de médula ósea, presentó el 100 por ciento de compatibilidad con una nena de 3 años de Holanda. Este acto de solidaridad salvará la vida de la chiquita y constituye el primer traslado fuera del país que parte desde Corrientes.

“Donar médula ósea es, básicamente, donar sangre. La médula ósea no es la médula espinal, que recorre nuestra espalda. En todos los huesos del cuerpo se encuentra médula o sea, y es la encargada de producir la sangre en el organismo”, explicó Susana Chercasky, vocera del Centro Único Coordinador de Ablaciones e Implantes de la Provincia (Cuaicor).

La entidad formó parte ayer de las actividades de concientización por el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, que se organizó en conjunto con el Banco Central de Sangre, La Cruz Roja, el Ministerio de Salud de la Provincia y otras entidades asociadas a la temática.

El evento fue para conmemorar la creación de un registro nacional que permite “tener en una sola lista, el perfil genético de todos los donantes voluntarios del país. Se creó hace 16 años, y es lo que abre la posibilidad de que una persona que necesita una donación pueda encontrarla dentro de Argentina e inclusive buscarla a nivel internacional”, explicó Chercasky.
La jornada de ayer llegó acompañada de una muy buena noticia. Hace tres días, se conoció el caso de Jonathan Navarro, un joven de 25 años oriundo de Monte Caseros, que fue contactado por Incucai por haber presentado un 100 por ciento de compatibilidad con una búsqueda que había llegado desde Holanda, para una niña de 3 años de ese país del norte.

“Es algo fantástico, porque una coincidencia total es muy específica. Uno dona para un hermano gemelo genético. A partir del descubrimiento del ADN, se puede saber que todos tenemos hermanos gemelos genéticos en algún lugar del planeta. Puede ser que viva en Italia, en Estados Unidos o frente a nuestra casa, no lo sabemos”, reflexionó la especialista en el tema.

La compatibilidad es muy importante, ya que atiende a algunas enfermedades como la leucemia, y además solo 1 de 4 pacientes encuentran un donante compatible dentro de su grupo familiar. “Por eso es que la existencia de donantes – cuantos más, mejor – y de un registro nacional e internacional es lo que salva vidas”, destacó la referente del Cucaicor, en tanto que recordó que en la provincia existen unos 128 centros de captación para la donación.

Solidaridad correntina

“El joven montecasereño Jonathan Navarro, de 25 años, resultó seleccionado como donante con 100% de compatibilidad, una posibilidad que se da 1 en 40 mil casos”, destacó el lunes pasado Carolina Pared, técnica en Hemoterapia del Banco de Sangre del hospital “Samuel W. Robinson”, quien junto a Yasi Araujo - jefa de Personal del centro de salud - y el joven donante, brindaron una entrevista al sitio Monte Caseros On Line, en coincidencia con el día nacional del donante de médula ósea.

“Estamos muy felices con esto, y de esta manera conmemoramos este 1 de abril. El Banco de Sangre del hospital de la ciudad cumplirá 15 años en funcionamiento y hace tres años que estamos trabajando con médula ósea. Tenemos un listado de 600 donantes, ahora tuvimos la suerte de tener el primer donante 100% compatible de la provincia y lo requirieron desde Holanda”, dijo Carolina Pared.

La llamada llegó desde el Registro Nacional hace algunas semanas. Por eso, debieron convocar a Jonathan para enviar nuevas muestras y pedir estudios genéticos más exhaustivos.

Por su parte, Navarro también contó con entusiasmo su experiencia. “Ya era donante de sangre, y luego me propusieron inscribirme en el registro de médula. Primero me sorprendió la llamada y me asusté un poco, luego me puse muy contento, al saber que se puede salvar la vida de una niña”, relató. El joven trabaja en la banda militar del Centro de Educación Operacional de esa ciudad.

Como representante del hospital Samuel W. Robinson, Yasi Araujo Jefa de Personal, expresó, “estamos muy contentos desde la institución, de inmediato se hicieron todos los procedimientos administrativos, se presentó una nota en su trabajo y recibimos la autorización de parte de sus superiores para que navarro pudiera viajar”.

“Ojalá que la gente se anime y seamos más con esto que estamos viviendo en carne propia. Seguramente para la próxima campaña lo vamos a llamar a Jonathan para que nos acompañe, y necesitamos más personas con voluntad”, destacaron las médicas.

Una unidad, una vida

“Cuando nos convertimos en donantes voluntarios de médula ósea, nos piden que donemos una unidad de sangre, es un sachet, que sirve para determinar el perfil genético de cada uno. Si mi hermano gemelo genético me necesita, el Incucai llama y pregunta si uno sostiene su voluntad de donar. Y en ese caso, se requiere una nueva donación para ingresar las muestras en un aparato inteligente, que toman de la sangre solo las células progenitoras hematopoyéticas (CPH). Ese es el material que luego se traslada. No es la persona la que tiene que viajar hasta otro país a donar”, aclaró Chercasky.
El de Jonhatan constituye el primer caso en la provincia de donación internacional, aunque “en Corrientes ya tuvimos otras donaciones dentro del país. Y desde Argentina, se ha donado médula en muchas oportunidades. Se hace con frecuencia. La vinculación internacional con el Registro y que se sumen muchos más donantes es lo que permite salvar vidas en todo el mundo”, recordó al final.

En toda la provincia existen unos 2500 donantes de médula ósea, un indicador alto en comparación con la densidad de población. En Argentina, hay unos 207 mil inscriptos, que forman parte de los más de 30 millones a nivel mundial. En 2018, Argentina superó los mil trasplantes de médula ósea con donante no emparentado. Desde nuestro país, se aportaron 31 donantes argentinos que permitieron tratamientos a otros 20 compatriotas, y otros 11 pacientes extranjeros de seis países distintos.
Con la tecnología de Blogger.