Ads Top

Corrientes honra a su patrona, Nuestra Señora de la Merced

Hoy martes  24 de septiembre se celebra en Corrientes el Día litúrgico de Nuestra Señora de la Merced, patrona jurada de la Capital correntina y Generala del Ejército Argentino. Los festejos centrarles iniciarán a las 16 con la procesión  y luego la misa central. 

Con el lema: “Con María, agradecidos anunciamos la gratitud del padre”, comenzaron las actividades por los festejos patronales en honor a la Patrona Jurada de la ciudad de Corrientes, Nuestra Señora de la Merced. Los actos litúrgicos centrales serán hoy, a partir de las 16.

Durante el día litúrgico en torno a la figura de Nuestra Señora de la Merced, Patrona Jurada de la ciudad y Generala del Ejército Argentino, se desarrollarán misas a las 6, a las 7, a las 8, a las 10  a las 11 y a las 12.

Por la tarde, a las 16, se iniciará la solemne procesión que recorrerá las calles 25 de Mayo, Tucumán, 9 de Julio, La Rioja, Quintana y Buenos Aires. Para finalizar con la misa central a las 17. En tanto a las 18, será el sorteo del bono contribución y a las 20 la santa misa

La Virgen de la Merced como Generala del Ejército

La historia cuenta que el General Manuel Belgrano durante la batalla de Tucumán, el 24 de septiembre de 1812, en plena guerra por la independencia, puso toda su confianza en Dios y en nuestra Señora de la Mercedes, a quién adoptó como Patrona del Ejército. Esa mañana de ese día que se libró el combate, el General estuvo orando largo rato ante el altar de la Virgen. Después de la victoria, en el parte de guerra que transmite al Gobierno, escribe textualmente: “La Patria puede gloriarse de la victoria que han obtenido sus armas el día 24 del corriente, día de Nuestra Señora de la Merced, bajo cuya protección nos pusimos”. El General profundamente conmovido por el triunfo, nombra a la Virgen de las Mercedes como Generala del Ejército. Las religiosas de Buenos Aires al enterarse de esto remitieron a Belgrano cuatro mil escapularios de la Merced para que distribuya entre los soldados y en la próxima batalla, la de Salta, son divisas de guerra. A partir de estos hechos, esta advocación mariana adquiere una solemnidad particular en los principales santuarios de la cristiandad.

Con la tecnología de Blogger.